REPRESENTANTE EXCLUSIVO DE DRÄGER SAFETY

Sensor Dräger PID

Siempre enfocados en la seguridad, muchas sustancias explosivas son tóxicas para los seres humanos mucho antes de llegar a su LIE (límite inferior de explosividad) y no pueden ser detectadas a estos niveles utilizando simplemente sensores catalíticos. La detección fiable de dichas sustancias en el rango de ppm se puede lograr con detectores de fotoionización (PID).

 

Ventajas del producto

Monitorización simultánea de compuestos orgánicos volátiles

Una protección óptima se consigue monitorizando la zona con sensores catalíticos o infrarrojos para comprobar si hay gases explosivos y monitorizando al mismo tiempo la atmósfera tóxica con un sensor PID. Ambos sistemas de detección se pueden integrar en el probado y fiable Dräger X-am 7000. El sensor PID es ideal para la medida de compuestos orgánicos volátiles (COVs) presente en el ambiente.

Amplio abanico de aplicaciones

Los sensores PID son ideales para muchas aplicaciones diferentes, p.ej. investigaciones de incendios provocados, tareas de monitorización en pozos, control en habitaciones cerradas y espacios reducidos, controles de fugas y descontaminación, tareas de comprobación de esterilización y otras mucha.

Diseño robusto (junto con el Dräger X-am 7000)

Cuando se integran en el Dräger X-am 7000, los sensores PID representan una herramienta robusta y fiable para aplicaciones difíciles. Los sensores están protegidos por membranas hidrófobas contra la entrada de agua o humedad a los mismos, según la IP 67.